miércoles, 15 de marzo de 2017

Poema de nadie (Pablo Guerrero)

                                      
                          “…Ese poema donde no ha puesto casa
                            la muerte, donde el tiempo hace suya
                            la paz de un lago quieto.”

                                     PG
Junto a la tarde de ceniza y plomo
donde los canes marcan territorios,
voy como hombre sin tierra,
porque dejo mis pasos en tierra compartida.

Probablemente el estallido en flor
de aquellas buganvillas de la tapia
graba en mi iris para siempre un instante,
un inconsciente signo misterioso.

Calle abajo, por algún laberinto
de casas encaladas,
no me perderé en la tarde
mientras el blanco huela a mares de agua dulce,
a encuentros sosegados.

Dejo mis huellas en las huellas de alguien
que no me conoció pero sé que me amó
y que me ha precedido
en la llanura quieta del tiempo inabarcable.

Cuando sepa leerlas
sabré que no está solo quien recorre un camino.

Que alguien vivió y dejó para que yo lo lea,
en el aire escrito este poema.

“Escrito en una piedra” (2007)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada